0
La mitad de las PYMES mueren a los 5 años de su creación. Una triste realidad, pero no más cierta y no sólo debido a la crisis, sino a todas las dificultades que conlleva el desarrollo de una organización. 
En 2011 se destruyeron más empresas que se crearon
Emprender no es fácil, pero lo es mucho menos si no sabemos como es en realidad está actividad. A pesar de lo que nos vende toda la propaganda emprendedora, con libros milagrosos de consejos infalibles, y con biografías vertiginosas de empresarios americanos, en las que parece que ser un Zuckerberg está al alcance de cualquiera, la realidad es muy diferente. Por eso vale la pena derribar algunos mitos demasiado asentados al respecto.

1) Estados Unidos es el país emprendedor por excelencia. España es un país realmente pobre y retrasado en esto de emprender, curiosamente está al mismo nivel que Alemania, pero EEUU a pesar de tener un gran nivel de actividad y bastante sostenido en el tiempo no es el más importante. Siempre son los países en desarrollo los tienen la mayor actividad en este sentido.  No sólo el gigante Chino, si no Argentina, por no hablar de Nigeria. 

Actividad emprendedora en (TEA) etapas tempranas
2) Los emprendedores son unos iluminados que no tienen miedo al fracaso. Casi en todos los países el miedo al fracaso es muy alto, entre el 25% y el 40%. El miedo es inevitable pero no ayuda.

El miedo al fracaso

3) La primera causa de los abandonos empresariales es la desavenencia de socios. Nada más falso, como no podía ser de otra manera el 46,1% de los abandonos empresariales es debido a la falta de rentabilidad y constituye la primera y la mayor causa.

4) Cada vez hay más emprendedores. En el caso de España esto es totalmente falso. De hecho la tasa es negativa, lo cual es muy preocupante y no parece que la futura Ley pueda arreglarlo rápidamente.

El flujo neto de empresarios es negativo
5) Los emprendedores persiguen una idea surgida en su mente. La habitual mitológica nos enseña a los Steve Jobs como personas con un producto en la cabeza que luchan por hacerlo realidad. Pero en el 71,5% de los casos se debe al simple aprovechamiento de una oportunidad, no por necesidad u otros motivos. De hecho el 57% de los productos y servicios no ofrecen nada nuevo al mercado.

6) Los emprendedores son gente joven. La edad media del emprendedor en España es de 37 años. Existen una importante actividad desde los 25-44 años. No es que no sean jóvenes, pero la mitología tiende a enseñarnos estudiantes de primeros años de carrera.

7) Los emprendedores son gente con estudios. La gente con mayor actividad son los que únicamente tienen estudios primarios con un 26% en sus inicios y con un 41,7% en las actividades consolidadas, seguido por los de FP en un 18,1%. Los emprendedores con estudios de postgrado al igual que aquellos que no tienen estudios son irrelevantes. 

8) Los emprendedores ya tienen dinero antes de empezar. Los emprendedores mayoritariamente surgen de la población con rentas menores, concretamente entre 10.000 y 20.000 EUR anuales.

9) Los emprendedores son principalmente estudiantes y parados. En realidad con un 62,1% son empleados. Hay poca conversión de parados en emprendedores.

10) Los emprendedores son internacionales. El 75% de las empresas de emprendedores no tiene ninguna actividad exportadora. Sus negocios son locales.

11) La tecnología es clave en las nuevas empresas. Las empresas no parecen destacar por su tecnología, ya que en un 68,6% utilizan tecnologías de más de cinco años.

12) Emprender no es tan caro. Para España el capital semilla medio necesario está en 747.340 EUR. Curiosamente en otros países se sitúa en un 10% de esta cifra.

13) Los emprendedores empiezan en el garaje o en casa. Quizás en EEUU, pero en España el 65,9% lo hace desde una ubicación independiente.

14) Los emprendedores se financian de Business Angels y Venture Capitalist. En un 92,5% la financiación viene de fuentes informales y sólo un 5,6% de Business Angels. El 52% de la financiación  informal lo representan las familias directas.

Las apariencias engañan. Las cosas son más difíciles de lo que parecen y quizá emprender no sea la solución para muchos parados. Sin financiación bancaria de riesgo, la actividad emprendedora con sus indices de fracaso y su dependencia de los recursos familiares, puede ser una manera de empobrecernos aún más, a no ser que creemos un tejidos de clusters empresariales y de capital riesgo. De lo contrario, emprender en España seguirá siendo a medio plazo, una entusiasmante manera de fracasar.

Links con las fuentes de datos

http://www.ine.es/
http://www.gemconsortium.org/visualizations
http://www.gemconsortium.org/docs/download/2262
http://www.gemconsortium.org/docs/download/2796

Publicar un comentario

 
Top