0
El poker tiene mucho que enseñar al mundo de la empresa. Es posible mejorar el rendimiento de equipos utilizando técnicas del poker para la toma de decisiones y para los procesos de negociación. 

Desde la experiencia de la extinta azartiapoker.com pude comprobar cómo el poker es una forma de razonamiento y una actitud, que algunos jugadores utilizan en la vida, con mayor o menor fortuna. En principio  suena algo fuerte utilizar el poker como herramienta empresarial, pero el poker no es una ruleta, aunque a veces las empresas si parecen dirigidas por gente que juega a los dados ... y no diré cuales.
Creatividad para centrar los clics
Sin embargo, el poker mezcla algunos elementos propios de la realidad como es la presencia del azar, el análisis y aprovechamiento de la psicología y conocimientos de los adversarios, el autoconocimiento de la propia mentalidad y de las propias capacidades, el saber que rol hay que utilizar más allá de las propias limitaciones, el cálculo analítico de las probabilidades y opciones matemáticas del juego, la consideración del propio presupuesto y el de los adversarios, la posición en la mesa, la gestión de la táctica y de la estrategia sostenida en el tiempo, así como la toma de decisiones basada en todos estos elementos para conseguir una meta predeterminada, que no siempre será la de ganar. A diferencia del ajedrez, que es un juego de información perfecta donde la habilidad (o distintos tipos de habilidades combinadas), hacen que el mejor pueda ganar sostenidamente en el tiempo, en el poker no es tan fácil obtener una ventaja entre tiburones del mismo nivel. El ajedrez como juego determinista, parece un modelo teórico de laboratorio, mientras el poker vive en la mestiza realidad, en la incertidumbre. Cualquier fallo, cualquier desventaja y más allá de todo detalle, una varianza inexplicablemente negativa y persistente, puede hundirnos en la miseria. Y no lo digo metafóricamente ;-)


Con Santi Torres y F.J. Rodriguez Porto

Para mi este es el inmenso atractivo del poker, un juego donde nos jugamos el dinero, tal y como hacemos en la vida misma, pero donde algunos se preparan y otros menos, y donde todos estamos sujetos a la ley del azar. Es imposible ganar las WSOP siendo malo, pero podemos perder una mano incluso contra Rajoy, aunque no quizás contra Barcenas...

Existen muchas empresas que origanizan torneos para empresas como actividad de entretenimiento y team building. Unas pocas van más allá con el coaching empresarial basado en el poker. Curiosamente las mujeres parece que llevan la iniciativa en este aspecto. Es el caso de la empresa Pokerdivas (http://www.pokerdivas.com/). Pero también en lo que respecta en bibliografia tenemos el célebre libro de Ellen Leikind Poker Woman, más enfocado a las relaciones personales, aunque el que más desarrolla la aplicación al mundo empresarial es el de Greg Dinkin The Poker MBA



No me acordaba que vestían tan mal ;-)
No sería justo en este post si no destacara también el vivo ejemplo de Educapoker que no sólo es una empresa fundada por y para el poker, sino que demuestra como la disciplina del poker ha servido mucho a unos jugadores (Simón Muñoz y Raúl Mestre) a crear un gran proyecto empresarial. También es el caso de Juan de Diego, toda una institución del poker español (jugador, editor, director de torneos, empresario) que mantiene viva una tienda dedicada exclusivamente al tema. 

He aquí alguna de las cosas que se pueden aprender del poker (especialmente online), para el mundo de la empresa, inspiradas en mi experiencia y en la sabiduría de los que escriben sobre el tema:
  • Al igual que la selección de la mesa donde vamos a jugar es una de las decisiones más importantes, que podemos hacer, igual de importante es escoger en que empresa o en que proyecto queremos trabajar. Y no es trivial, porqué muchas veces estas decisiones se toman a la ligera sin pensar quien está en la mesa, como es y como juega. Hay que investigar al máximo los participantes.
  • Estrategias de ocultación de la estrategia: actuar como débiles cuando somos fuertes y viceversa. A veces, la sobredimensión del ego hace visibles nuestras estrategias ganadoras, nuestra impaciencia y permite rectificar al contrincante  Es lo que se llama sobrevender en teoría comercial. Si tu cliente ya ha comprado, no digas nada más, podrías decir algo que lo echara atrás. Lo mismo aplica para la competencia en estrategias de mercado.
  • Tu marca personal es importante: la leyenda siempre nos precede. Moldearla, cultivarla y servirse de ella, puede ser un factor clave para intimidar o para confundir. Hay jugadores que han desarrollado muy bien este aspecto y le han sacado ventaja, aunque no hayan sido los mejores.  En los negocios ocurre lo mismo.
  • Estar preparado para el peor escenario posible: como el Banco de Europa con el Euro, debemos estar preparados para gestionar las situaciones adversas y haberlas cuantificado e incluso descontado antes de vernos en ellas. Es la mejor manera de entender como puede producirse y evitarlo, especialmente en lo que respecta a finanzas.
  • Juega solo lo que puedes perder: la gestión del bankroll, del presupuesto, es fundamental. Tenemos que crecer inteligentemente y sopesar cuando debemos arriesgar, pero siempre una porcentaje asumible, de lo contrario, estaremos jugando a la ruleta.
  • Jugar para el EV+ no para el menos arriesgado: la estimación de la ganancia posible es la que debe guiar nuestras batallas tanto en el poker como en la empresa, no el evitar los riesgos. Ganar exije siempre valentía.
  • No juegues a juegos que no entiendes: otra obviedad. Pero muchas veces nos pueden las ganas. Al igual que no es recomendable meterse en Omaha si no se tiene un nivel aceptable, tenemos que evitar aquellos retos para los que no estamos suficientemente preparados.
  • Diferenciate y sorprende: hay que hacer cosas diferentes a los contrincantes, a la competencia, de lo contrario nuestra ventaja se reduce, somos predecibles y vamos en el pelotón. A veces, hay que hacer movimientos en contra de nuestro estilo.
  • Saber cuando farolear: el farol es una herramienta para despistar y sorprender, pero no se puede abusar de ella, no podemos convertir su uso en una pauta fácil de reconocer.
  • Enfoque y energía, paciencia: la energía es un recurso limitado que hay que saber administrar muy bien. Mantener el enfoque en el objetivo estratégico el máximo tiempo posible, es crucial para tener opciones de victoria. La concentración debe ir acompañada de buenas dosis de paciencia para esperar nuestros momentos propicios y apretar el acelerador.
  • Resistencia y consistencia: para ganar hay que perder. Hay que resistir la varianza negativa a pesar de haber jugado con corrección y hay que ser consistente en seguir el método de juego elegido hasta que de resultados o finalmente nos hundamos con él.
  • Evitar tells y tilts: poner cara de poker y tener autocontrol es muy importante, para no ser leído por los contrincantes. Lo mismo ocurre en las negociaciones, una sonrisa ante un precio que nos conviene, por ejemplo, endurecerá la postura de la otra parte.
  • No hagas trampas: a la corta se descubren, crean una mala reputación difícil de revertir y te pueden dejar fuera de juego para siempre. Si es lo que mejor se te da, haz de la trampa tu profesión: dedícate a la magia. Si eres un hacker, conviértete en consultor de seguridad.
  • Se fiel a tus principios: nada en esta vida debe apartarnos de ellos, ni el juego, ni los negocios. Alejarnos de ellos e imitar conductas ajenas, nos hará vulnerables.
  • Investiga, aprende, comparte, experimenta: el que piense que lo de estudiar se acabó en la Universidad o en el parvulario, está muy equivocado. Siempre hay que estudiar, aprender, estar preparado. Tenemos siempre que investigar las situaciones, leer, documentarse, aprender teoría y contrastarla con nuestro conocidos y finalmente ponerla en práctica, permitiéndonos cometer pequeños errores.
  • Aprende de los mejores y también de los peores: los mejores siempre son un modelo a seguir. Especialmente sirven para aprender, pero si queremos ganar tenemos que ser nosotros mismos, no copiar a los mejores. Buscar nuestro propio estilo, nuestro sistema es imprescindible y eso se hace, aprendiendo de la gente a la que hemos ganado.
  • Ayuda al prójimo (pero no del todo): hay que compartir los conocimientos y las experiencias con nuestros amigos o ayudar a aquellos que lo necesitan. Pero siempre es conveniente, guardarse un as bajo la manga. Aunque igualmente a la larga, nuestros alumnos nos derrotaran. Es ley de vida.
  • Diviértete: desde luego, de nada sirve dedicarse a algo si no nos entretiene de alguna manera. 
  • A ras: se terrestre. Que ni las ganancias, ni los premios te conviertan en extra-terrestre, pues será el inicio de tu declive. La superioridad es un don, la ventaja es un poder, que hay que saber utilizar, para que no se vuelva en contra.
  • Quizás exista la esperanza y la suerte, pero no es nuestro negocio: la suerte se busca y la esperanza matemática se calcula. Tenemos que construir nuestro progresos sobre la base de la acción racional.
  • El juego preflop es crucial: se puede ganar antes de empezar a jugar. Esto es lo ideal, y se puede lograr bastantes veces, pero exige una buena preparación, un buen análisis y una buena dosis de mala baba. En los negocios, la innovación y una estrategia agresiva ayudan a ganar antes de lanzarse al mercado: Apple, Google, Facebook.
En fin espero que os animéis a jugar a poker y también a empezar algún proyecto, con ganas de ganar, jugando bien.


Publicar un comentario

 
Top