0
Emprender en la empresa,  lo que los americanos llaman corporate entrepreneurship o intrapreneurship, como decía el gurú Drucker. Se trata de una de las actividades que crea mayor valor añadido en la economía. Tanto si se trata de un simple proyecto nuevo, como de una nueva división o una spin off, estamos hablando de maneras de emprender en la empresa. Después de años de haber desarrollado varios proyectos sin saber que existía esta especialidad, la pude aprender -si porque emprendedor se hace más que se nace, aunque la mitología lo niegue-, en el Babson College de Boston (http://www.babson.edu/), entre otros con el magnifico profesor Jay Rao (ver la entrevista en La contra de La Vanguardia"No sabes lo que quieres hasta que ves a otro usarlo"). Sería muy prolijo extenderse en la utilización extensiva de esta técnica después de la segunda guerra mundial, especialmente en I+D por empresas tradicionales como 3M Lockheed Martin. Esta modalidad es menos popular que la creación de start ups, pero probablemente emprender en la empresa ha conseguido mayores y más destacadas contribuciones en el pasado, que el emprender desde cero, ya que era la única manera de conseguir financiación. El reciente desarrollo de la emprenduria se debe precisamente al desarrollo del capital riesgo y no al revés: primero fue el dinero y luego los emprendedores, como piezas punteras de la creación de altos diferenciales de valor para los inversores.

Emprender en la empresa requiere las mismas habilidades que un emprendedor más una: lidiar con las ratas corporativas

Este tipo de roedores de todo valor y toda pasión emprendedora, son especímenes habitan en las empresas cuanto más grandes mejor. El término rata, no es en absoluto despreciativo, sino véase como las características propias del animal rattus (la rata vulgar), coinciden con estos especímenes empresariales (de la Wikipedia):


1) "estos roedores son muy ágiles, trepan hábilmente"
2) "nadan muy bien, son buenos saltadores y son capaces de cavar, aunque esto último no con mucha perseverancia"
3) "se orientan perfectamente en la oscuridad"
4) "la flexibilidad les permite introducirse por agujeros estrechos"
5) "su capacidad de roer diversos materiales es tal que les permite perforar desde madera a una tubería de plomo"
6) "soportan temperaturas de hasta -30 ºC"
7) "sus sentidos están muy desarrollados, sobre todo el oído, el olfato y el gusto"
8) "en cuanto a sus capacidades cognitivas, se caracterizan por su astucia"
9) "estos múridos tienen una gran capacidad de intimidación, ya que incluso pueden intimidar a otros animales mucho más grandes que ella, como a los perros"

Sobran las palabras...es algo más que una metáfora. Son animales que no aportan valor alguno a la empresa, cobran por encima de la media, disponen de privilegios especiales y su supervivencia se explica sólo por hacer el trabajo sucio y su ascendencia ciega al poder sea cual sea este. Por principio, están en contra de todo y un miedo atávico domina sus mentes, pero no lo dicen más de lo necesario, simplemente trabajan en la sombra moviendo los hilos para que todo permanezca inamovible como siempre. Para ellos la innovación es un insulto a la tradición ("los experimentos con gaseosa, joven", de Eugeni d'Ors, es su frase favorita), la creatividad una frivolidad prescindible, el cambio es la conducta que desvía de la perfección. Las armas que utilizan para sus propósitos son el rumor, la amenaza velada, la mentira descarada, el gremialismo corporativo y  todo tipo de artimañas burocráticas, propias de ratas incapaces de hacer nada por si mismas. 




Este tipo de espécimen desalienta a los emprendedores. Yo mismo me he encontrado muchas veces luchando contra ellas y perdiendo a veces. Pero he aprendido que es mejor fracasar siendo uno mismo luchando por lo que uno cree, que ganar convirtiéndose en una rata más. No se puede negociar con ellos, de lo contrario te vencerá el desánimo y el estrés, hay que esperar el momento oportuno para utilizar el raticida en la mayor dosis posible o exterminarlos sin contemplaciones, comportándose como un depredador superior como un gato o un perro. La lógica de la rata corporativa es incompatible con el emprender en la empresa. Atender a sus argumentos es envenenar a la empresa y a ti mismo. No cabe otra que el enfrentamiento inteligente. Ellos se ajustan al conocido principio de incompetencia de Peter, donde "en una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia", o a su variación en el principio de Dilbert, "las compañías tienden a ascender sistemáticamente a sus empleados menos competentes a cargos directivos para limitar así la cantidad de daño que son capaces de provocar".


Blackbird fue el code name de mi proyecto iSlot en Cirsa

Las empresas que quieren evitar el riesgo de que las plagas de ratas corporativas maten toda innovación deben adoptar el espirítu de Skunk Works. Este es un alias del Advanced Development Programs (ADP), un programa especial para el desarrollo de proyectos innovadores de la empresa Lockheed. Skunk Works ha sido responsable de muchos aviones militares revolucionarios, bien conocidos como el U-2, el SR-71, el Blackbird, el F-117 Nighthawk, o el F-22 Raptor. El nombre Skunk Works es ampliamente utilizado en los negocios, ingeniería y técnica campos para describir un grupo dentro de una organización dado un alto grado de autonomía y sin obstáculos por la burocracia, la tarea de trabajar en proyectos avanzados. Es decir, sin ratas a la vista.

#netgain_mataratas

Publicar un comentario

 
Top