0
Está apunto de empezar el primer mundial de la Fórmula E, la fórmula uno eléctrica (http://www.fiaformulae.com/). El yiernísimo Agag lidera el proyecto, con su habitual perspicacia y saber hacer y como inversor principal está Enrique Bañuelos (el promotor de BCN World). Ambos han aportado 40 M de USD para explotar los derechos de la nueva fórmula autorizada por la FIA.
Spark-Renault SRT-01E
Algunas dudas y contradicciones afloran a un aficionado a la F1 de siempre como yo. Ante todo me parece que es un hecho inevitable y positivo. No hay suficiente petróleo para dedicarlo a gasolina y el precio subirá insoportablemente a la larga, ya que se ha superado el llamado peak oil, (el punto máximo de extracción de barriles). Además, para agravar esta situación de disponibilidad de recursos, los fuertes aumentos de ventas de coches en China, hacen insostenible seguir con la situación actual. El coche eléctrico es inevitable y probablemente es la alternativa energética más realista para el presente, aunque no la mejor. La tecnología del coche eléctrico ha avanzado notablemente,  especialmente en reducción de tamaño y duración de las baterías, pero falta mucho por hacer y conseguir. El primer coche eléctrico data de 1899, pero hasta la actualidad no se ha fabricado en masa. Por el momento, triunfan con éxito los coches híbridos, como puede verse en el sector del taxi, pero ya existen Ferraris híbridos lo cual es un punto de no retorno. Si la gran mayoría de coches van a ser eléctricos,  la fórmula uno también lo será, mal que pese a los nostálgicos. En el momento que el mejor Ferrari (La Ferrari), recientemente lanzado al mercado es un híbrido, no hay duda que el futuro es eléctrico.

El Ferrari "La Ferrari"

Algo parecido me pasó con el cambio de marchas manual. Casi todos los aficionados al automovilismo europeos desprecian el cambio automático. Sin embargo hace muchos años tuve la ocasión de probar un Ferrari F430 GT F1, por una autopista sueca cerca de la mítica pista de Anderstorp, con el cambio de doble palanca detrás del volante y embrague semiautomático (sin pedal) -como en la F1-, y la experiencia fue increíble. Para que perder el tiempo embragando, se trata de ir más rápido. Puse el bicho 325 Km/h en sexta, con gran sorpresa ya que la velocidad máxima era 320 Km/h y sin embargo la maldita aguja seguía bajando...Los otros coches tocaban el claxon y la gente gritaba desde las ventanillas. En ese momento de máxima tensión, el cuidador del dueño del coche me dijo con voz entrecortada, "es hora de ir reduciendo". Quizás abuse del coche, pero no iba a perder una ocasión como aquella. Para relajarme hice el camino de vuelta derrapando en las curvas.


Después de esa experiencia soy un entusiasta del cambio automático, incluso por ciudad, ¿para qué malgastar el tiempo cambiando? La Ferrari es una mala bestia capaz de dar 963 CV (163 CV vienen del motor electrico). Es el coche más rápido y potente nunca construido por Ferrari. Habrá que cambiar el chip. ¡Viva el coche eléctrico!  Aunque por suerte no todos son Prius. Gracias Ferrari.

Volviendo al campeonato de Fe (curiosa abreviatura). Tiene una licencia de la FIA y de momento hay inscritos 5 equipos de los 10 requeridos, con dos pilotos cada uno: E-Dams (equipo de Alain Prost, cuatro veces campeón del mundo F1), Andretti Autosport (de Michael Andretti ex piloto F1 y Indy), Dragon Racing (de Jay Penske, hijo de Roger Penske, constructores Indy y NASCAR), Dryson Racing (de Paul Dryson, piloto aficionado, político y hombre de negocios), y China Racing


El primer coche homologado es el Spark-Renault SRT-01E. Limitado por la FIA a un máximo de 225 Km/h. El coche con piloto debe pesar un máximo de 800 Kg (sólo las baterías pesan 200 Kg!). En competición correrán en modo ahorro de energía a 133 Kw del máximo permitido de 200 Kw (unos 300 CV), pudiéndo utilizar 67 Kw en adelantamientos (push to pass). McLaren se encarga de proveer los motores electricos, Williams las baterías, Michelin los neumáticos  y Renault la integración de sistemas.


El sonido era lo peor al principio. Parecía una batidora!!. Horrible, véase el vídeo a continuación.  




Sin embargo, la organización se ha comprometido a que el sonido asemeje al despegue de un jet con una limitación soportable de decibelios (sonido esperado). Sin duda, no escatiman en medios. En las carreras los pilotos tendrán que cambiar de coche cuando se agoten las baterías. Esta será una de las características distintivas de las competiciones. Habrá dos pit stops. El campeonato se realizará sólo en circuitos urbanos. De momento han sido confirmados los siguientes: Berlin, Bangkok, Beijing, Buenos Aires, Londres, Los Angeles, Miami, Putrajaya, Punta del Este y Montecarlo. La fecha prevista de comienzo es septiembre de 2014. Las competiciones estarán rodeadas de eventos populares como grandes conciertos como complemento de entretenimiento.

En mi opinión el campeonato está muy bien pensado para impulsar el inevitable desarrollo del coche eléctrico  Las nuevas generaciones lo acogerán muy positivamente, porqué responde a los nuevos valores de un mundo sostenible, donde el ahorro energético y la gestión del consumo es una necesidad social, sin perder el atractivo de la competición y la tecnología punta. Otro acierto es apostar por las ciudades, ya que es donde los coches híbridos y eléctricos tienen su mayor utilidad. También es verdad que la escasez de prestaciones de los coches no los hace adecuados para competir en circuitos de primer orden. De hecho únicamente será necesaria para los pilotos una simple Licencia de Grado B (como se necesita para competir en el WTCC), mientras para la Fórmula Uno es necesaria la llamada Superlicencia, al alcance de muy pocos elegidos. La F1 clásica prepara la incorporación de motores híbridos  utilizando el eléctrico en boxes. Pero está por ver la complementariedad o competencia entre los dos campeonatos.


Lo que es seguro es que dejaremos de ver a los míticos patrocinadores de la F1, aquellas empresas de combustible que han impulsado las carreras desde sus inicios: Elf, Agip, Total, Texaco, Valvoline, Shell, Petronas, Mobile, BP, Castrol, FINA, Repsol, etc. Ha habido unas cuantas y todas nos suenan. Se ha gastado mucho dinero para recordar estas marcas, pero pronto caerán en el olvido. Una nueva era, sin gasolina, eléctrica, comienza ya. 



Publicar un comentario

 
Top