0
Será porqué es año nuevo, que Movistar ha decidido celebrarlo cortándome mi maravillosa conexión a Internet -que nunca ha llegado a un 50% de la velocidad que pago-, lo que por otra parte no es muy raro en mi pueblo, ya que no hay fibra óptica, ni G3, ni G4, ni casi GSM, ni Wifi, ni TDT para colmo, por culpa de la dichosa orografía, a pesar de estar en el top tres por renta per cápita. "En casa del herrero, cuchillo de palo". Suerte que aquí aún funcionan muy bien las señales de humo, ya que todas las casas siguen teniendo sus chimeneas. Será por eso de estar unplugged, que me han venido a la cabeza aquellos tiempos dorados, cuando empezó todo este lío de Internet, cuando configurar un acceso a la red, podía tardar unos veinte minutos y había que ser ingeniero aeronáutico como mínimo.
Los orígenes del Internet comercial: de película
El 11 de enero de 1997 DC (después  de Cristo, naturalmente)  compré mi propio dominio busom.com (ver wayback machine) y desde entonces he mantenido una discreta página personal. Pero conozco Internet desde antes de antes, ya en en 1986, desde que inicié mi actividad laboral en la Universidad de Barcelona, especialmente a través de telnet y email. Luego vinieron, ftp, gopher, archie, WAIS y finalmente el famoso WWW. Un mundo de tecnología me envolvía. Mucho antes de la generalización del fax, ya teníamos uno del tamaño de una catalítica, donde la gente venía a ver el espectáculo de páginas de papel, que viajaban desde Dinamarca o Estados Unidos. Tuvimos el primer lector de CD-ROM que era de tamaño de una impresora doméstica y un módem de 9.600 bps (2.400 baudios) del tamaño de un microondas. Con él me conectaba a bases de datos on line de todo el mundo como Medline, para recabar información especializada. Por entonces, los módems domésticos iban a 2.400 bps. y yo tenía uno para conectarme a las BBS's, especialmente a la de IDG Communications, donde tenía que enviar los artículos, que escribía para la revista PC World. Recuerdo como una experiencia muy emocionante conectarse remotamente a las diversas BBS's y hacer muchas de las cosas que hoy hacemos en Internet sin reparar en ello, con total automatismo. 


US Robotics a 14.400 bps
Al poco tiempo me conecté a Compuserve siendo una de las pocas personas en España (1992) con el excéntrico Enrique Pareja (Servicom, Terra, Universidad Europea, Linkedin) y con el admirable maestro y amigo donde los hubo, Jaime De Yraolagoitia (IDG, Terra, Instituto de Empresa). Compuserve ofrecía correo electrónico en Internet, como ya ofrecían muchas BBS's a través de la red Fidonet. También estaba suscrito a la BBS Abaforum. Era espectacular poderse relacionar con gente de todo el mundo a través del correo electrónico, como profesores de Universidad, que te contestaban amablemente. Montar una BBS no era fácil. Yo hice mis pinitos con Major BBS de Galacticomm y se sudaba bastante para ponerla en marcha.

Mientras trabajaba para I&IMS fui encargado por su Consejero Delegado, Ismael Fuentes (Grifols, Linkedin), a abrir una línea de negocio de formación especializada. Busqué algo innovador como Internet. Por entonces sólo Goya-Eunet daba acceso a precios desorbitados. También acababa de aparecer Servicom que intentaban distribuir sus kits de acceso a su BBS, que funcionaba bajo el excelente software First Class. Ellos también ofrecían acceso a Internet, pero como un añadido al igual que otras BBS. Pero al poco tiempo, el fundador de Servicom y primer evangelizador de la red de redes, Eudald Domench (Servicom, InOut TV, Linkedin), dió un vuelco a la empresa, centrándose en el mercado residencial de Internet. Le propuse encargarnos del tema de formación y él me dirigió al que por entonces era Gerente Josep María Galí. Con él y con la Directora de Márketing, Rusó Mesalles (Servicom, American Orthodontics, Linkedin), que había realizado una excelente tarea en el posicionamiento de marca, firmamos un contrato de mayorista de formación para realizar una franquicia de Centros de Formación Servicom Autorizados, como canal de distribución de los kits de conexión. Fue una gran experiencia. En un año tuvimos más de 60 centros por toda España. 

Esos fueron mis inicios en Internet. Conocí a mucha gente entonces como Carlos Blanco (Grupo IT Net, First Tuesday, Linkedin), Andreu Veá (Internet Society, Standford University, Linkedin), Alfons Cornella (ESADE, Infonomía, Linkedin), Felipe García (Red-IRIS, Servicom, Knowdler, Linkedin), Faustino Jimenez (Servicom, Rapid Site, Acens, Arsys, Linkedin)Rodolfo Carpintier (Servicom, NetJuice, DAD, Tuenti, Linkedin)Antonio Sáez (Terra, Ya)Javier Pérez Dolset (TelelLine, Pyro Studios, Zed, Linkedin), Lali Oms (Servicom, AGM, Cynk, Linkediny un largo etcétera de gente muy conocida hoy en día. Unos han tenido mejor fortuna, otros menos, pero todos estuvimos en esa transformación tan emocionante, de crecimientos increíbles, de ideas sorprendentes, que acabó en el 2000 con la rotura de la burbuja financiera, que se creó a su alrededor, pero que luego se estableció definitivamente y sigue cambiando el mundo de manera implacable. Pensar que en septiembre de 1995 hice mi primer pedido a Amazon (entonces sólo por fax) y ahora dispongo de un botón con buy en mi Kindle.


El primero a la izquierda
Por entonces, trabajé en Redes TB, un pequeño y pujante ISP (Internet Service Provider), propiedad de Toni Borrell. Mi labor como Director de Marketing fue apasionante. Conseguimos crecimientos espectaculares como 10.000 nuevos abonados cada 3 meses. Toni fue el el primero y el más astuto de los emprendedores de Internet, vendiendo bien su empresa a Retevisión, porqué entendió con rapidez las necesidades de crecimiento en la privatización del mercado de las telecomunicaciones.

Más tarde, entré en Servicom cuando Virgilio Oñate era Consejero Delegado, aunque yo dependía de Xavier Buyse (Servicom, Deutsche Bank, Adsmedia,  Linkedin), Director General de Catalunya. Como ya he explicado, había colaborado desde otra empresa con anterioridad, con lo que la conocí en varias de sus etapas, hasta que también acabó fagocitada por Retevisión. Por ello puede afirmarse sin lugar a dudas, que Servicom y luego Terra, fueron la auténtica cantera de los primeros profesionales de Internet en España, .

Más que sentirme un padre o un abuelo de Internet, me siento un hijo, un hijo de la gran Madre-Red y precisamente diría más, un hijo bastardo -en el buen sentido y orgulloso de ello-, ya que no he seguido el camino de muchos otros compañeros de viaje en la esfera digital. El 2 de abril de 1999 entré a trabajar en Cirsa. Allí inicié una aventura en un mundo nuevo, el del "oscuro" y "maléfico" negocio del juego. Bueno, en realidad nada de eso, se trata de simple entretenimiento, aunque es un sector mal conocido y estigmatizado. Y desde entonces. Pero esa es otra historia, que ya contaré otro día. ¡Por fin, Internet vuelve a funcionar, ahora vuelvo a estar conectado con el mundo!

Publicar un comentario

 
Top