Los taxistas han hecho recientemente varias huelgas contra la plataforma Uber. Esta es la nueva forma de luddismo digital, en el que los negocios tradicionales se defienden contra la innovación y los nuevos modelos negocio


Los luddistas en la revolución industrial destruían las máquinas, que aparentemente les quitaban el trabajo. Del mismo modo, hoy en día la prensa tradicional ataca a los links. Pero la historia esta para demostrar, que igual que la revolución industrial no la paró ninguna huelga, tampoco se podrá detener la revolución digital. El problema no está en el objeto, la máquina o el link, sino en las relaciones humanas que comportan las relaciones mercantiles. Y al igual que los taxistas, la prensa ha salido a atacar al negocio digital, en este caso a los blogueros y agregadores. Realmente patético. Nadie, excepto las subvenciones podrán parar la muerte de los medios tradicionales. Youtube está matando a la TV y los blogs y medios digitales a la prensa tradicional. Ni siquiera el canon que propone la nueva LPI (Ley de Propiedad Intelectual) podrá pararlo. Algunos se preguntarán ¿por qué? pero la explicación es bien sencilla, los medios reunidos en la AEDE y CEDRO sólo están precipitando su muerte. Internet, la World Wide Web, es un hipertexto, que funciona a base de links. La relevancia y la audiencia en este mundo se consiguen a base de links. A partir de ahí, el modelo de negocio de cada uno sea publicidad, suscripción, freemium, etc. permitirá rentabilizar ese éxito de una manera bastante meritocrática. Lo que ya no es sostenible, son grandes estructuras empresariales. Los medios deben ser ágiles y ligeros como lanchas de rafting y no ya torpes y pesados como unos trasatlánticos. El problema también es, que muchas veces los blogueros dicen cosas más interesantes, que los medios, que tienen que dedicar una parte de sus energías a retransmitir lo que el poder necesita. De hecho en EEUU que están más avanzados, los blogs temáticos están empezando a incluir noticias políticas para adoctrinar a los seguidores. La influencia positiva en vez de negativa, siempre es más fácil de imponer. 



Los medios tradicionales perderán el papel seguro, pero corren el riesgo de perder también la audiencia digital intentando tener una posición oligopólica preponderante. Deberían pensar en ello, no tendrán otra oportunidad. Ni siquiera vale como técnica dilatoria, aquí el tiempo es oro. Perder links, comentarios, retwiteos y en consecuencia el page rank, ir bajando puestos en las búsquedas de Google es como pegarse un tiro en el pié. Aún no lo han entendido del todo, pero nadie puede escapar de la lógica del WWW en un país sólo, mientras el resto de Internet funciona al revés. Vamos a beneficiar a los medios afincados fuera de España, que encima no pagarán impuestos.

Preguntas:
  • ¿Los links pasados también hay que pagarlos retroactivamente?
  • ¿Las búsquedas de Google sólo darán links de noticias extranjeras?
  • ¿Cual es la base de cálculo para que blogs que no tienen ingreso tengan que pagar por una referencia o una cita?
  • ¿Si se pone un link textual sin hipervícnulo no clicable, está igualmente infringiendo la LPI?
  • ¿Si se utiliza un abreviador de URLs que no está en España, no habría que demandarlos a ellos también?
  • ¿Si me linko a mi mismo, me tengo que pagar o puedo defraudarme sin problemas?
Muchas de las respuestas sólo muestran, que por reducción al absurdo esto no va a funcionar y se volverá en contra de los promotores de esta Ley, que muchos que votaron no la entendían. Sin la connivencia entre poder y medios, -no pueden vivir los unos sin los otros-, no hubiera salido nunca. Y será derogada. Mientras tanto, los taxistas de la información, van a intentar destruir Internet, ah eso sí, sólo en España.

(Por cierto, no he puesto ningún link, será el síndrome de Estocolmo?)
 
Top