0
Todo empezó con Eva. Lo sabemos. También en el espacio. La primera EVA o Extra-Vehicular Activity la realizó el cosmonauta ruso Alexey Leonov, pasando 12 minutos fuera de la nave espacial el 18 de marzo de 1965. Claro, no estamos hablando de la película All about Eve (traducida como "Eva al desnudo") de Mankiewicz (1950), sino del primer spacewalker (paseante espacial). Más tarde, el primer norteamericano fue Ed White el 3 de junio también de 1965 y duró 23 minutos. 
Ed White
Eran tiempos cuando los rusos soviéticos superaban en todo a los americanos en su carrera por el espacio. Todo excepto en pisar la luna. La gran ambición de Kennedy acabó con la construcción de la mayor obra de ingeniería aeronáutica, el cohete Saturno V, que condujo a los americanos a la supremacía por la conquista del espacio. Mucho tiempo ha llovido desde entonces y ya son más de 200 astronautas que han realizado sus EVA (spacewalks) y algunos incluso -los más privilegiados-, han hecho sus moonwalks. El astronauta ruso de la FKAAnatoly Solovyev cuenta con el récord mundial de la mayor cantidad de paseos espaciales realizados, con un total de 16 EVA y más de 82 horas en el espacio. El astronauta de la NASA, Michael López-Alegría, norteamericano aunque nacido en España, ostenta el segundo lugar, con 10 paseos espaciales en un total de 67 horas. 
NBL, Neutral Buoyancy Laboratory
Los astronautas en sus trajes llamados EMU (Extravehicular Mobility Unit), practican los paseos espaciales bajo el agua, en una gran piscina, cerca del Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston, Texas. Esta piscina es el Laboratorio de Flotación Neutral (NBL). Contiene 23,4 millones de litros de agua. Se deben entrenar un mínimo de siete horas en el NBL por cada hora de paseo espacial. Recientemente, otra forma en la que entrenan los futuros astronautas es usando equipos de realidad virtual. Se utiliza un casco que contiene una pantalla de video y guantes especiales. Dentro del casco se muestra un video de la simulación. Los guantes especiales permiten que los movimientos de los astronautas se muestren en el vídeo. La simulación es de una gran realismo. A pesar del concienzudo entrenamiento, como nos ha contado recientemente el único astronauta español, Pedro Duque, "no hay que ir metiendo prisa a los astronautas en los primeros quince minutos" del primer paseo espacial, algunos agotan todo ese tiempo agarrados a la barandilla exterior de la nave, antes de soltarse al espacio, atenazados por el miedo. (Ver la interesantísima entrevista que le hizo Antena 3 al final de este post). La película Gravity, a pesar de sus pequeñas licencias, nos da una buena perspectiva de como son los paseos espaciales.
El MMU
Los paseos espaciales son espectaculares, son de película, aunque también comportan un enorme riesgo y los astronautas pasan del miedo a la euforia en poco tiempo. El pionero Leonov, de poco no lo explica. Al salir su traje se hinchó más de lo necesario y no podía volver a entrar por la escotilla. La filmación que se conserva es muy angustiante. Se ve al cosmonauta luchando por su supervivencia, despresurizando el traje. Lo hizo sin preguntar al control en Tierra y con mucha sangre fría. Ed White le fue mejor y al final de su paseo dijo: "I'm coming back in . . . and it's the saddest moment of my life"Bruce McCandless, el astronauta que realizó la primera caminata espacial sin ataduras en 1984, con el MMU (Manned Maneuvering Unit), dijo al salir de la cabina: “That may have been ‘one small step’ for Neil, but it’s a heck of a big leap for me!”.
Space Selfie
Luca Parmitano en 2013, tuvo que abortar su segundo EVA, ya que se le inundó su casco de agua y dijo: "I can hardly hear them, and they can't hear me. I'm alone. I frantically think of a plan, It's vital that I get inside as quickly as possible". Quizás por eso el lema de la NASA sea “Failure is not an option”Otro astronauta, Hopkins envió por Twitter un selfie desde la cupula de su nave y dijo sobre su EVA: “Wow…can’t believe that is me yesterday. Wish I could find the words to describe the experience, truly amazing”.

Scott Winston
Nuestro querido amigo Scott Winston, nuestro entrenador en el ATX de la NASA (ver mi post Los filósofos no pueden ser astronautas), llegó a realizar 3 paseos espaciales en dos misiones diferentes (1996: STS-72 EVA 2 y 1997: STS-87 EVA 1, 2). Puede hallarse un listado completo de paseantes en la WikipediaList of spacewalkersPero quizás las EVA más importantes hayan sido las intervenciones en la ISS y las reparaciones del telescopio extraterrestre Hubble.
Un trabajo rutinario no apto para los que sufren de vértigo
El Hubble (conocido por su abreviatura HST, Hubble Space Telescope, ver Hubblesite) es probablemente la mayor proeza del ser humano (10 miliardos de dólares en costes hasta 2010), tanto en ingeniería como en descubrimientos científicos, así como el reto de mantenerlo funcionando en el espacio a pesar de sus averías. Una de las características principales es la posibilidad de ser visitado por astronautas en las llamadas misiones de servicio (SM). Durante estas misiones se podían arreglar elementos averiados e instalar nuevos instrumentos así como cambiar su órbita. Se realizaron 5 misiones de servicio (SM1SM2SM3ASM3B y SM4). La última tuvo lugar en mayo de 2009 y en ella se produjo la mejora más drástica de la capacidad instrumental del HST.


Durante la década de 1970 la Agencia Espacial Europea (ESA) y la NASA  empezaron un trabajo conjunto para diseñar y construir lo que sería el telescopio espacial Hubble. Pero no fue hasta el 24 de abril de 1990, que cinco astronautas a bordo del transbordador Discovery (misión STS-31) colocaron el telescopio en una órbita a 612 kilómetros de la superficie terrestre. Al poco tiempo de haber sido lanzado, se descubrió que el HST padecía de una aberración óptica debida a un error de construcción. El desastre consistió en que el espejo primario resultó ser dos milésimas de milímetro demasiado plano en su borde. Esto fue subsanado en la primera misión de servicio, un auténtico hito en la historia de la astronáutica. Después el Hubble ha pasado por diversos avatares en su historia como cuando en 2005 la administración G. W. Bush retiró los fondos a la NASA para realizar una misión de servicio tras el accidente del transbordador Columbia.
Reparando el Hubble
Gracias al Hubble y a los spacewalkers que lo han mantenido operativo, disponemos actualmente de una ingente información del Universo y al mismo tiempo de las fotografías más bellas y extrañas que puedan encontrarse, que además poseen un valor incalculable para la ciencia. Hemos llegado muy lejos viendo el llamado Universo profundo, relativamente cercano al Big Bang. Y una sensación de pequeñez nos invade, como dijo Armstrong tras su paseo lunar:”I didn’t feel like a giant. I felt very, very small”.
Foto del Hubble



ENTREVISTA A PEDRO DUQUE
En Antena 3. Esta es la segunda parte, la más interesante desde el punto de vista de la astronáutica.




Leonov, el primero de la clase


FOTOS DEL HUBBLE


VÍDEO SOBRE EL HUBBLE

Publicar un comentario

 
Top