0
Disney ha prohíbido las armas de juguete. Si has oído bien. No es una broma. ¿Qué el mundo de la fantasía ha prohibido un juguete? Sí, sin embargo, las armas de fuego reales están permitidas. No en Disney, donde hay detectores de metales, pero si en Las Vegas. Y para niños. EEUU es un país libre, pero lleno de contrastes. Cada día mueren 17 menores de edad por armas de fuego. Nada parece poder limitar el uso de armas en América. Ni las lágrimas de Obama.

El presidente americano Obama siempre ha sido contrario al uso indiscriminado de las armas. Ha intentado limitarlo varias veces, con no demasiado éxito. Recientemente lloró en un acto publico, recordando el tiroteo ocurrido en diciembre de 2012, en la escuela Sandy Hook de Newtown (Connecticut), donde fueron asesinados a tiros 20 niños y 6 mujeresCada año mueren más 30.000 personas en EEUU, por disparos de armas de fuego, de los cuales 20.000 son suicidios con pistolas, lo que representa una completa anomalía entre los países desarrollados. Los suicidios son ahora el gran problema para los adolescentes, que teniendo un acceso fácil a las armas en casa, recurren a este sistema para ahogar las penas. El problema es, que este sistema sólo funciona una vez, a diferencia de otros también dañinos como las drogas. Más claro no puede decirlo Obama, cuando afirma, que el pueblo estadounidense no puede seguir siendo rehén del lobby de las armas. La cultura norteamericana se ha edificado sobre la mitología de la conquista y de la autodefensa armadas. Se trata de una autodeterminación armada. No existe mayor socialización legal de las armas. Y aunque no hay motivo para que esto tenga que seguir así, la irracionalidad de la cultura del rifle en que vive la población, junto con la racionalidad de la industria armamentista, hacen un cóctel explosivo -nunca mejor dicho-, y todo sigue igual.  En decadencia.

De hecho, cada vez que ocurre una matanza, se dispara la compra de armas. Es un círculo vicioso. Hace pocos días 150 personas armadas y organizadas como una milicia, dispuestas a morir -según dijeron-, ocuparon un edificio de la reserva forestal de Malheur, en Oregón, para protestar por la detención de unos delincuentes. A punto estuvieron de dar el espectáculo de una pequeña guerra. Finalmente, depusieron su actitud y fueron detenidos. Suerte que los promilitares no están politizados, porqué sino, otra guerra civil sería más que posible. Cada dos años en EEUU muere por disparos tanta gente como en toda la guerra de Vietnam.
No sólo niños, también hay abuelos pistoleros
Los niños son el segmento más vulnerable del preocupante aumento del uso de las armas de fuego. Los datos son escalofriantes. Se estima que 7.500 niños son hospitalizados cada año a causa de disparos con armas de fuego, una cifra que se disparó en más de un 80% desde 1997 hasta 20091,7 millones de niños, viven en casas con un arma cargada, que no está bien guardada. El 76% de los menores con edades comprendidas entre los 5 y 14 años saben donde sus padres esconden las armas en sus casa. El 87% de las muertes de menores de 10 años se producen en casa y el 82% de los jóvenes menores de 18 años que se suicidan, lo hacen con un arma perteneciente a un familiar, generalmente uno de los padres. También el 68% de los tiroteos en las escuelas, tuvieron lugar con un arma, que el agresor había sacado de su casa o del hogar de un familiar. (Para más datos y desmontaje de los argumentos de los defensores de armar a la población civil, ver mi post Los tipos buenos o como se crea una falacia).

M4 y MP5 incluso para niños 

Frente al poderoso lobby del armamento NRA (National Riffle Association), dotado un potente aparato de propaganda y que define a Obama, como la peor amenaza para la seguridad nacional,  la sociedad americana también se organiza. Un buen ejemplo es el  Centro Brady (www.bradycampaign.org), ONG dedicada a la prevención de la violencia con armas de fuego. Entre sus múltiples campañas han lanzado un site con mucho sarcasmo crimadvisor.com, donde de manera parecida a Trip Advisor, se puede ver donde pasar un buen fin de semana, en lugares con políticas laxas de uso de armas. Uno de estos lugares -son nada menos, que 15 Estados-, es Nevada, donde por diversión puedes ir a disparar casi cualquier tipo de arma, como incluso una ametralladora ligera M249 SAW. Existen paquetes de todo tipo para experimentar con armas como el Shooting Range Seal Team 6 Experience, pero el que más me sorprende es el de Shooting Range for Kids Experience por 55 USD, en el que se incluyen el subfusil M4 o el HK MP5, incluso con un suplemento de tan sólo 30 dólares, es posible añadir un fusil de francotirador. Si un niño puede disparar un arma de verdad, entonces, ¿para que ir a Disneyworld, donde ni siquiera puedes disparar con las de juguete?

Publicar un comentario

 
Top