0
La famosa burbuja de Internet, también llamada de las "punto com", empujó el índice NASDAQ, que mide el dinamismo del mercado digital, a 4.691,61 puntos el 24 Marzo 2000, siendo este su pico máximo, a partir del cual la burbuja explotó y desencadenó una importante crisis, que afectó a la economía en general. Recientemente, el 22 julio 2016, el mismo índice NASDAQ, superó su antiguo cenit con 4.666,07 puntos. Han sido necesarios hasta 16 años para recuperar el nivel de crédito, de confianza y de crecimiento, en las empresas digitales, para superar la burbuja.


Recuerdo, que en aquellos tiempos parte del capital riesgo, muchas veces ni entendía, ni quería entender el negocio, y se invertía en cualquier cosa absurda, porqué todo el mundo compraba, como en los esquemas Ponzi. Hasta que la locura encontró su límite.

Ahora la situación es diferente. La economía digital, es una parte importante y sólida, de la economía general. Ya no hay vuelta atrás. Eso si, mientras haya energía suficiente en el planeta... Y sus reglas, son completamente diferentes a las de la economía tradicional. Es un cambio radical de paradigma social.

Sin embargo, la burbuja tenía ya en esencia todos los elementos de lo que está pasando ahora y seguirá intensificándose en el futuro cercano. Algunos pocos supieron verlo. A nivel empresarial, Jeff Bezos con Amazon, entendió como nadie como digitalizar negocios tradicionales. Aún me acuerdo cuando en 1995 si pedías un libro, el pedido lo tenías que hacer por fax (¿alguien sabe lo que es?). Bezos con la adquisición y desarrollo digital de Washington Post, sigue dando lecciones de mejores prácticas.

A nivel teórico, dos investigadores destacados de PWC, Grady Means y David Schneider, publicaron en el año 2000 el clarividente libro Metcapitalism. The e-Business Revolution and the Design of 21st-Century Companies and Markets. La digitalización significa la destrucción creativa de los negocios tradicionales, por eso a la larga, no hay supervivencia sin digitalización. Es un proceso similar a la industrialización y a la instauración del capitalismo.

Los autores definieron al metacapitalismo como la descapitalización de las empresas tradicionales, entendiendo esta como la reducción drástica del capital físico y de activos fijos: más automatización, menos empleados y con más flexibilidad, más activos en renting o leasing, más procesos en outsourcing o subcontratados, orientados al cliente más que a procesos, más centrados en activos inmateriales como la marca. Ellos entendieron como nadie lo que está pasando y pusieron una fórmula:
e (B2B) = M (C)2

Que explicado sería: los negocios digitales B2B (a lo que tiende todo), dependen de la gestión del cambio y del coraje, al cuadrado. Es decir, la transformación digital supone un cambio en la cultura de empresa, antes que cualquier cosa. No es cosa de la tecnología, sino de las personas, tanto de los empleados como de los clientes.

La transformación digital es un proceso muy complicado para los negocios y las organizaciones tradicionales. Puede parecer innecesario, pero cuando quieres reaccionar, a veces, ya es demasiado tarde. La transformación digital afecta a todos los sectores y a todas las personas, tanto en su rol profesional como personal. Escoger el momento y la manera de cambiar, es algo clave en este proceso de transformación.

Para ayudar a las organizaciones en su proceso de digitalización, hemos ideado una metodología basada en nuestra experiencia y en las prácticas más exitosas. El método lo denominamos Hexadi y se fundamenta en las que llamamos 6 digitalidades o funcionalidades digitales. El método se adapta a todo tipo de organizaciones y de ritmos de cambio.

  1. Diagnosticar (digitalizar el mercado): Monitorizar todos los elementos externos a la empresa, que pueden impulsar y definir la transformación digital. Evaluar el personal y la cultura de empresa, para ver el nivel de madurez digital existente. Hay que empezar por crear un Observatorio Digital.
  2. Dirigir (digitalizar la dirección): Obtener el compromiso de la propiedad y de la dirección, para elaborar un plan de cambio, empezando por definir la estrategia más adecuada. Crear un Comité de Digitalización.
  3. Definir (digitalizar el cambio): Crear un roadmap de la transformación, con sus etapas, hitos, con su presupuesto, sus objetivos y con sus indicadores.
  4. Detectar (digitalizar la cultura): Reconocer el talento interno, que puede liderar la transformación y reclutar al externo, que sea necesario. Construir un ecosistema digital de herramientas y políticas. Construir unos Digital Spots como zonas, donde acelerar el cambio. Definir los experimentos, productos y servicios.
  5. Desarrollar (digitalizar el producto): Crear un Laboratorio Digital interdisciplinar para desarrollar los outputs de la digitalización. Técnicas como Digital Thinking, Lean Start Up y Scrum, servirán en esta etapa.
  6. Devolver (digitalizar el resultado): Revisar la consecución de objetivos y KPI. Monetización de los experimentos. Revisión de la calidad interna y en el mercado. Técnicas de Growth Hacking de cara a la segunda iteración de Hexadi.


Las 6 digitalidades de Hexadi te ayudarán a conseguir el cambio de una manera eficiente y con resultados, y una digitalización, inteligente y sostenible.

Puedes descargar la Guía Práctica de Hexadi aquí.


Publicar un comentario

 
Top