Recientes estudios lingüísticos se inclinan por identificar a Nick Szabo detrás del seudónimo de Satoshi Nakamoto, autor del famoso White Paper del BitcoinBitcoin: A Peer-to-Peer Electronic Cash System (versión en castellano), (ver su blog Unenumerated y la noticia Linguistic Researchers Name Nick Szabo as Author of Bitcoin Whitepaper). La cuestión fuera de las pruebas forenses parece muy acertada (aunque aún no tenemos la prueba definitiva), ya que el profesor Szabo es un investigador revolucionario en el tema del derecho y de los pagos digitales. Basándose en la premisa que la opacidad es perjudicial para la seguridad, creó la teoría de los smart contracts donde unos protocolos criptográficos podrían perfectamente sustituir la confianza en el compromiso entre dos partes como son los contratos jurídicos. También estuvo investigando en el tema de los micropagos y entre 1998 y 2005 desarrolló el concepto de una moneda digital descentralizada llamada bit gold (ver post Bit gold), claramente precursora del bitcoin, como él mismo ha reconocido en su blog ("Bitcoin, an implementation of the bit gold idea" en Tech roundup 01/22/11 y anteriormente en Liar-resistant government).  



En su magnífica investigación sobre el dinero (ver Shelling  Out -- The Origins of Money), Szabo llega a la conclusión que los coleccionables en las sociedades primitivas o los materiales preciosos utilizados como moneda, ofrecen un sistema deflacionario, que evita los grandes problemas creados por la inflación y la hiperinflación producida por los Bancos Centrales a partir del siglo XX, como es la incapacidad de realizar una de las características fundamentales de toda moneda como es el mantenimiento del valor en el tiempo. El mismo Szabo anima a leer su estudio como clave para entender el bitcoin y estoy totalmente de acuerdo: "my study of the origins of money, which I humbly suggest should be should be required reading for anybody debating the economics of Bitcoin" (en Bitcoin, what took ye so long?). Otro estudio Contracts with Bearer comenta el protocolo de la firma digital ciega de David Chaum, inventor de varios protocolos criptográficos y fundador en 1990 de la empresa Digicash, que intentó comercializar por primera vez un sistema de dinero efectivo electrónico hasta su quiebra en 1998. Mientras Chaum generaba el dinero cash  virtual criptográficamente a partir de los bancos y sus depósitos (ver Untraceable Electronic Cash), Szabo va más allá de Chaum, en su propuesta del Bit gold, prescindiendo de toda autoridad monetaria confiable y creando un cash P2P, lo que algunos han llamado el Napster de las finanzas. Para Szabo el dinero es un símbolo de un un altruismo recíproco diferido. En otro post Bit gold markets habla de la idea de minar inspirándose en el oro y pone como ejemplo el SETI@home que legustaría convertir en algo así como BitGold@home. Si Szabo es Satoshi, hay que reconocer que se divierte con nosotros con el juego de la ocultación. Existe una comunidad académica intentando buscar pruebas documentales para acreditar los hechos (ver el artículo de Jon Matonis, Bitcoin: Timing is Everything). Por poner un ejemplo, el post se Szabo sobre el bit gold es de 2008, pero la url pone 2005 y según se verifica en Way Back Machine, fue publicado por primera vez en 2005, pero el autor sostiene que su idea es de 1998, pero no tenemos más textos para probarlo.


EEUU vigila de cerca las actividades del bitcoin

El funcionamiento técnico de los bitcoins es bien sencillo. En primer lugar no existe un objeto llamado bitcoin. El bitcoin no tiene sustancia, es tan sólo el registro de una transacción, no hay un objeto ni físico, ni digital, no hay ni siquiera un número que pueda identificarse con él, es tan solo el intercambio entre dos direcciones electrónicas con un incremento o decremento en el saldo ("we define electronic coin as a chain of digital signatures", Sakamoto, p2). Esto es algo extraordinariamente interesante, porque la teoría del significado de las palabras funciona igual. Una palabra no significa algo por lo que es en si misma, al contrario de lo que dicta el sentido común, si no por lo que no significan las demás. El lenguaje es un sistema sin esencia y de la misma manera lo son las criptomonedas. El bitcoin es un fragmento de la totalidad de todos los bitcoins en un juego de suma cero. Y el bitcoin es la unidad de referencia, pero la masa monetaria total de los bitcoins se puede subdividir en cualquier fracción. De hecho la más pequeña subdivisión actual es llamada Satoshi (0,00000001 BTC). 




Las transacciones utilizan la tecnología de criptografia asimétrica o de clave publica, lo que da seguridad, no repudiabilidad y anonimidad a pesar de ser intercambios públicos de datos. Sakamoto sustituye la necesidad de una institución que fundamenta la confianza de las partes, por una mecánica criptográfica segura. Todas las transacciones confirmadas se almacenan en una cadena de bloques o "block chain", que es una base de datos distribuida, un registro contable compartido de las tales transacciones, almacenada en la red P2P (peer to peer o entre iguales)  de servidores participantes en la gestión de los bitcoins. De esta manera, los monederos de bitcoins pueden calcular exactamente su saldo disponible y las nuevas transacciones pueden ser verificadas y los pagos asegurados. 

Esquema de la blockchain


La cadena de bloques empezó con el llamado block genesis que creó el mismo Nakamoto (Block 0 en block explorer). Posteriormente, para confirmar las transacciones así como para crear bitcoins se utiliza un proceso llamado minería. Este proceso, basado en la gestión de la cadena de bloques es extremadamente importante y original. La blockchain es la idea fundamental de Szabo, ya que se trata de un sistema para conseguir un consenso distribuido sobre cualquier cosa, en este caso sobre la creación y verificación de bitcoins. Esto significa que no hay una autoridad central en este proceso. No existe nada parecido a un Banco Central. Solo existe una fundación, la Bitcoin Fundation (https://bitcoinfoundation.org/about/), para coordinar el desarrollo técnico. El protocolo utilizado es hashcash-SHA256 proof of work, que permite crear bloques consecutivos con marcas de tiempo sucesivas, descentralizados e infalsificables, mediante valores hash. Ya existen criptomonedas que utilizan nuevos protocolos como el proof of stake, que evita el problema de los grandes posesores de bitcoins o proof of burns. Una función hash es un algoritmo que consigue crear a partir de una entrada (ya sea un texto, una contraseña o un archivo, por ejemplo) una salida alfanumérica de longitud normalmente fija que representa un resumen de toda la información que se le ha dado (es decir, a partir de los datos de la entrada crea una cadena que solo puede volverse a crear con esos mismos datos).



La generación de los bloques es un trabajo costoso, para los servidores que se dedican a ello, con lo cual existe un sistema de recompensa. Por una parte, todos los servidores cooperan en el mantenimiento y verificación de la cadena de bloques, pero todos compiten intentando ser el primero en resolver el desafío criptográfico definido por el protocolo para la creación de bloques, porque se lleva una comisión por el servicio. A medida que disminuye la comisión de servicio también pueden cobrar una comisión por transaccion


Cajeros automáticos de bitcoins


La proof of work es un proceso aleatorio con baja probabilidad. Se necesita mucha prueba y error para obtener una prueba de trabajo valida.  Las pruebas de trabajo están anexadas a cada bloque para ser aceptadas. La dificultad se ajusta de tal manera, que hace que sea impredecible qué minero conseguirá generar el siguiente bloque Para que un bloque sea valido, el valor hash tiene que ser inferior a el objetivo actual. El objetivo se decide cada 2016 bloques por cada cliente conectado a la red de bitcoins. Cuando mas mineros hay mas difícil de encontrar es. Si encuentran un hash superior al  objetivo tienen que añadir el nonce e incrementar una unidad, lo que cambia el hash resultante. Cada bloque contiene el hash del bloque precedente, así cada bloque tiene una cadena de bloques que juntos contienen un gran cantidad de trabajo. Cambiar un bloque requiere regenerar todos los sucesores y rehacer el trabajo que contiene. Esto previene toda manipulación. Ya que se pueden calcular 4 millones de hashes por segundo, el bitcoin varia la dificultad para mantener constante el ratio de generación. A finales de 2013 la potencia de proceso de la red distribuida de los bitcoins superaba en 256 veces la potencia combinada de los 500 supercomputadores más potentes que existen en el mundo juntos.


Minar bitcoins en una lucrativa actividad que ya no está al alcance de particulares

Esta manera de funcionar demuestra que el bitcoin es, en realidad, un caso específico de algo muy general llamado Dapps o descentralized apps (software descentralizado, ver el White Paper), que sería la aplicación del protocolo y de la filosofía del bitcoin a cualquier ámbito de la vida digital mediante el desarrollo de software que lo utilice. En vez de hablar de monedas se habla de tokens o fichas que pueden ser cualquier cosa.  Existen, por ejemplo, los safecoins (http://www.safecoin.io/), que permiten un acceso seguro a redes informáticas o los namecoin (http://namecoin.info/) que proponen un nuevo sistema de DNS. Las aplicaciones de las dapps son infinitas: finanzas, democracia electrónica, contratos jurídicos, sistemas informáticos, mensajería electrónica, monedas electrónicas y un largo etcétera. Todo va a quedar alterado por esta nueva filosofía, que está cambiando los fundamentos de las relaciones sociales en la era digital. Ya existen fondos de capital riesgo especializados en la inversión en este tipo de software como Bitangels (http://www.bitangels.co/) y ya tiene su propia fundación para la coordinación técnica (Coda).


El bitcoin igualó el precio del oro el año pasado

Los principios en los que se basa son seis:
1) Desecentralización: se trata de una red P2P, una red entre iguales, que forma una comunidad que trabaja cooperativamente en la generación de los bloques.
2) Código abierto: el código está disponible para la comunidad de expertos voluntarios que lo mantienen y lo optimizan o crea nuevas ramificaciones. Al igual que en el universo Linux.
3) Público: todo el mundo tiene acceso tanto al código como a la generación de bloques a través de compartir los tokens o elementos de la cadena.
4) Transparencia: la cadena (blockchain) es la garantía permanente de la confianza. Completamente auditable por cualquiera y en cualquier momento, registra todas las transacciones.
5) Anonimidad: la auténtica identidad de los participantes en la generación de la blockchain está protegida mediante el sistema de criptografia de clave pública.
6) Recompensa: el mantenimiento de la cadena y la generacion de sus bloques esta recompensado con la comision de tokens
Estos principios pueden sustituir muchos privilegios y abrir un mundo más igualitario y libre. Nunca nadie pensó que pudieran desarrollarse aplicaciones descentralizadas a tan gran escala como ha sucedido con el bitcoin, consiguiendo consensos sin una autoridad central. Ya existe una plataforma y un lenguaje específico para las dapps llamado Ethereum (https://www.ethereum.org). Una de las dapps más famosa es Twister (http://twister.net.co/), una especie de Twitter basado en en una red p2p descentralizada y inspirada en el protocolo del bitcoin. Gracias al bitcoin sabemos que la confianza y el consenso son dos productos sociales, que pueden ser generados y mantenidos electrónicamente de una manera segura sin una autoridad de confianza. Al margen de lo que le depare al bitcoin, las altcoins y las dapps son una revolución social en como hacer las cosas. Pase lo que pase, para bien o para mal, para mucho o para poco, las reglas del juego han cambiado. Como todos los fenómenos sociales, depende de la correlación de fuerzas y de la capacidad organizativa contra otras maneras de hacer las cosas, el que tengan éxito y se extiendan y se conviertan en un fenómeno económico e incluso político. Napster y Linux cambiaron la industria establecida aunque no sean modelos dominantes. El bitcoin ya ha empezado a cambiar el mundo.


Satoshi y el bitcoin siguen recibiendo muchas criticas. Las de Gwern Branwen (BITCOIN IS WORSE IS BETTER) se dirigen a la falta de originalidad del bitcoin. Como casi todos los genios, Satoshi o al menos Szabo, construye una propuesta relacionando diversos conceptos y tecnologías existentes como nadie había hecho anteriormente y lo ha hecho con un trayectoria intelectual, honesta y coherente, que tiene un propósito definido. Ahí su gran acierto y ademas funciona, pero que evolucione, es cosa de todos.
 
Top